viernes, 27 de septiembre de 2019

cuando volverás a ser quien conocí

Estuve arrastrando la pesada bolsa a la espalda. Cargada con una botella de agua, una toalla de playa y una sudadera... y una barrita de kit-kat, por si me perdía y tenía que hacer noche.
No me perdí. Deseaba hacerlo, deseaba desaparecer... y anduve toda la tarde hasta que el sol empezó a ponerse sobre la línea del horizonte azul. Entonces decidí volver sobre mis pasos. Bajé senderos de rocas y arena, donde las olas intentan atraparte los pies. Llegué hasta el faro y me detuve para contemplar los últimos rayos de sol. Fue entonces, cuando recordé la primera vez que dejaste de hacerme feliz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario